Químico, Natural y Transgénico.

transgenicos

Nunca es malo averiguar un poco. Sin tener conocimientos de biología más allá de lo que aprendí en el liceo y leí en el paso de los años, la verdad es que comemos (y usamos hasta en la ropa!) transgénicos hace varios miles de años. Entiendo que hay una legitima desconfianza producto de el actuar poco escrupuloso de empresas del rubro (Monsanto es el niño símbolo de este tema) pero hay un punto valido y es que la tecnología genética para mejorar alimentos es una herramienta muy potente, que puede contribuir a terminar con varios problemas sociales, desde salud a la desnutrición. Lamentablemente en este asunto (y en muchos otros) nos mostramos como una sociedad de esloganes, de discursos rápidos y vacíos, donde se desinforma y no se educa, se ocupan términos sin la más mínima reflexión respecto de su significado. Parece que es un sacrilegio usar palabras como “químico”, y es algo muy “saludable” el concepto “natural”, haciendo una supuesta ventaja entre los elementos naturales y los sintéticos. La transgenia es practicada desde hace miles de años, las lechugas, zanahorias y muchos otros alimentos no salieron de la nada, son producto del cruce genético que se viene practicando hace mucho. Alguien se puede asustar mucho si le informan que cuando abre una llave está bebiendo hidrógeno y oxigeno, sin embargo estará muy tranquilo si le dicen que es agua . Probablemente el uranio es mucho más natural y menos modificado que una inocente manzana que ha sido mejorada por siglos (ya no es tan natural) y sin embargo el uranio nos mataría…
Aquí dejo un video donde varios científicos chilenos top dan su visión acerca de la tecnología genética en alimentos. Probablemente lo que ellos digan debe ser contrastado con otra información (es saludable que sigamos averiguando del tema) pero el punto concreto es lo relevante de la evidencia, dura y aceptada. Un alimento controlado es mucho más seguro, sano y regulado que algo que podemos comer de un huerto “natural”.
Uno de los argumentos más fomes es que se dijera que estas personas son “pagadas” eso es muy conspiranoico para la era de la información, donde si estas personas están sobornadas por empresas que financian sus investigaciones podemos simplemente buscar en internet el trabajo de miles de científicos en cualquier parte y ver sus estudios (validados y revisados por pares) y ver que se dice. Podrán sobornar a algunos pero no creo que a todos.
La gracia es que siempre se puede aprender, en estos tiempos cualquier otra cosa es excusa.

Saludos, Germán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s