La Tierra se mueve… y no estamos a la altura.

Global-Hands-Public-Domain

Hace unos días hubo un importante terremoto (magnitud 6,5 en escala Richter) en Japón, país muy desarrollado y con una alta tecnología y preparación para hacer frente a estos fenómenos naturales, con una ingeniería muy avanzada y una población educada en la parte sísmica. De todos modos no están inmunes a sufrir, si no recordemos lo del terremoto de 2011… incluso un terremoto no tan intenso como el de hace pocos días causó decenas de muertos.

El fin de semana hubo un terremoto grado 7,6 Richter en Ecuador, país donde estos sismos no son cosa muy habitual y hasta el momento en que escribo este post, ya se han contabilizado muchos daños en las localidades donde ocurrió el sismo, miles de heridos, alrededor de 300 muertos y muchos desaparecidos, una terrible tragedia que enluta a Sudamérica y que nos recuerda lo frágil de nuestro desarrollo, lo mucho que falta en inversión por esta parte del mundo.

Los terremotos son algo habitual para los chilenos y la verdad es que a estas alturas, hemos levantado tantas veces de nuevo nuestra ciudades que ya estamos malamente acostumbrados. También por ello es muy fácil para nosotros solidarizar con los vecinos del bello Ecuador.

Y este fin de semana, se llevó a cabo una “crónica de muerte anunciada” en la ciudad capital de Chile, pues se anticipó con varios días que fuertes lluvias caerían durante los días del fin de semana. Hasta ahí se esperaban los normales “anegamientos” por exceso de agua, algunos cortes de calles y algunas otras cosas que la prensa se empeñaría en mostrar, dejando en claro que lo único importante que ocurre en Chile pasa en Santiago, los amigos de regiones solo importan cuando pasa algo muy grave. Y vaya que llueve mucho en nuestro hermoso sur!

Que ocurrió finalmente? llovió con una “isoterma muy alta” (linea imaginaria que divide la zona donde llueve agua y llueve nieve) lo cual provocó desastrosos rodados de rocas y tierra de la alta cordillera que llegó a las plantas de tratamiento de agua potable y …pum! 4 millones de Santiaguinos sin agua por 48 hrs. Hay personas que culpan a la baja inversión de las empresas sanitarias y al desarrollo poco respetuoso con el medio ambiente por parte de proyectos mineros y energéticos que se desarrollan en la zona. Es probable que todos estos elementos se hayan conjugado, supongo que alguien investigará las verdaderas causas del desastre.

Eso no es nada, Santiago está bien equipada y nadie muere por no lavarse, lo realmente lamentable a esa altura eran las personas fallecidas y desaparecidas en sectores montañosos de la cordillera del río Maipo.

Que más paso en ciudad gótica: Una obra de ingeniería vial, en proceso de ampliación no tomó los resguardos necesarios para eventos con lluvia intensa, sus canalizaciones fueron insuficientes para el caudal del río Mapocho y pum! nuevamente. Las calles de un sector de la ciudad fueron torrentosos ríos durante varias horas. Es probable que algún técnico subestimó el tema o quizás alguien de finanzas no aceptó realizar las obras de mitigación pues seguramente eran muy caras…

Que intento dar a entender? Claramente no pretendo empatar la dolorosa tragedia de Ecuador con un problemas más o menos domestico como el de Santiago, pero pienso que hay algo que los cruza: los graves problemas de planificación que tenemos en nuestro “desarrollo”, considerando factores ambientales, naturales, constructivos, económicos, etc. Estos eventos demuestran y recuerdan que somos muy poco cuidadosos con nuestras vidas, que el interés por la rápida ganancia económica, el infame ahorro en seguridad y la ceguera de quienes deberían cuidar a los ciudadanos se contraponen brutalmente con el derecho a la vida, en un sentido muy amplio del término.

En Chile estamos medianamente orgullosos y tranquilos con la calidad de la ingeniería, la construcción y la educación de los ciudadanos ante los terremotos… pero es justo recordar que este nivel lo alcanzamos después de 200 años de historia (republicana) levantando ciudades, rescatando heridos y enterrando muertos. Harto nos ha costado aprender… pero en Chile hay poco respeto por un desarrollo integral y mucha aversión por proteger a los grandes capitales. No es una visión socialista, la llamaría una visión realista de un problema que todo el tiempo nos golpea en la cara y nos recuerda lo lejos que estamos del desarrollo. Para ciertas cosas Chile es OCDE, pero para muchas otras realmente damos pena. Sobretodo en desarrollo humano, ítem que no siempre se mide, pero que es el definitorio para el alma del país.

De Ecuador no hablaré más, ciertamente desconozco su realidad, pero por lo visto en las habituales tragedias en Sudamérica la preparación adecuada generalmente escasea. Es que acaso importamos poco? la mayor parte de las veces los más afectados son los mismos de siempre, los pobres de cada país, los que no podemos presionar en oficinas a los estados, los que no podemos decidir lo importante.

Si en Japón, país desarrollado los fenómenos de la naturaleza es golpeado fuertemente, que queda para países pequeños de América del Sur? Mejor ni pensar lo que ocurriría en otras partes del mundo con menos desarrollo.

Pienso que la manoseada “hermandad Latina”  debe ser algo más que ensalzar nuestra rica cultura, algo más que discursos rimbombantes y poco efectivos… estaré aún más orgulloso de esta parte del mundo cuando estos pueblos se dediquen a trabajar juntos por un verdadero DESARROLLO CONJUNTO, entendiendo que son muchas realidades distintas en cada país que le damos vida al continente.

Realmente siento pena y rabia. Si esto ocurre en Buenos Aires, Sao Paulo, Maracaibo o Barranquilla, creo que estarán marcadas por varias cosas similares. Me gusta ser americano, pero más quiero estar orgulloso por cuanto nos cuidamos y nos respetamos a nosotros mismos, y obviamente entre nosotros.

El mundo se mueve y no dejará de hacerlo; los errores siempre ocurren y muchas cosas simplemente no podemos manejarlas; esto es entendible. No hacer el mejor esfuerzo posible por sortear estos momentos está en el terreno de lo inaceptable.

Un abrazo fraternal a todos.

Germán.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s