Salvemos el planeta, abandonemos la religión.

Save the planet

O por lo menos saquemos las cosas malas (muchas) de la práctica religiosa y de las distintas organizaciones que tienen los distintos credos.

No pretendo ofender las convicciones que puedan tener los lectores, aún cuando no soy creyente, no me interesa pontificar respecto de lo que puede hacer cada quien con su tiempo. Se que para muchas personas el creer en una deidad puede ser un consuelo o apoyo, incluso un motivo para seguir viviendo, por lo que pienso que eso es digno de respeto.

El punto de esta breve columna es que yo no estoy de acuerdo con los efectos y el rol que juegan muchas religiones en el mundo, en el funcionamiento político de muchas naciones, en como es posible que textos antiguos, confusos, con discutible moral (no soy filósofo ni nada cercano, pero espero que se entienda el punto), sin evidencia de ningún tipo sirvan de sustento para formar organizaciones que al año 2015, en presencia de la era más prodigiosa en el avance del conocimiento, que simplemente imponen su visión en la toma de decisiones que finalmente marcan la calidad y dignidad de vida de muchas personas.

Ejemplos mundiales hay muchos, pero prefiero centrarme principal y brevemente en la realidad de mi querido Chile. En esta época de facilidad de información se ha conocido una gran cantidad de datos respecto del comportamiento sexual de una buena parte de curas (sacerdotes), con numerosos actos de pedofilia, abusos sexuales, redes de encubrimiento y la aún más despreciable desidia de las cúpulas dirigentes, altos cardenales y obispos quienes se preocupan personalmente de silenciar los actos que suceden en su iglesia.

De verdad, no es tanto eso lo que me choca, sinceramente no espero actos de alta moral de parte de una institución que por dos milenios ha causado mucho daño, a todo nivel a la sociedad… lo que más me molesta es que personas de este tipo y las poderosas instituciones que dirigen tienen un peso gravitante en lo que sucede en un país, en las leyes de salud, en temas de matrimonios, en infinidad de temas en los cuales no entiendo su rol, solo parece un intento eterno por mantener cuotas de poder e influencia. Para eso con los distintos gremios que componen una sociedad ya tenemos suficiente.

Esta breve columna no entrega mis fundamentos de mi ateismo, agnosticismo y escepticismo, ni porqué pienso que no existe dios (es) de ningún tipo ni porqué las personas deberían abandonar la religiosidad, para eso quizás un día me motive y escriba algo, lo que pretendo simplemente manifestar es que en esta era, los postulados religiosos me parecen anacrónicos, no tienen un efecto beneficioso importante (más allá de la ayuda social que honestamente entregan muchas personas), si una fe es llevada al extremo se vuelven absolutamente violentas, sectarias, forman grupos poderosos y lo que me parece más grave, atentan contra el progreso social de la humanidad. Recuerden que grupos económicos y gobiernos esconden sus malas acciones detrás de designios divinos, leyes o tradiciones que aparecen en sus textos sagrados y que ocupan estos mismos libros para fundamentar sus acciones, total el papel permite todo tipo de interpretaciones.

Pienso que si las religiones desaparecieran, y las personas aprendieran y valoraran la existencia desde una óptica racional, el mundo sería un lugar mucho mejor para vivir y conocer. Solo piensen en las motivaciones de muchas de las guerras actuales.

Para complementar este brevisimo texto, recomiendo una lectura relacionada, “El espejismo de Dios” (“the god delusion”) , de Richard Dawkins, un texto altamente valorable. Está disponible en muchas de las librerías e incluso en formato ebook.

Agradezco a los lectores y a quienes quieran dejar un comentario.

Sinceramente, nunca he tenido un problema con Dios (en realidad con ninguna divinidad), la verdad es que las situaciones incomodas y reprochables las generan su (s) club (es) de fans…

Un afectuoso saludo,

Germán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s